¿Qué portátil comprar? ¿windows o mac?

Un día mi mujer me dijo: quiero comprar un portátil para poder trabajar en casa y también llevármelo a las reuniones de trabajo. No hace falta que sea muy potente, con que pueda hacer lo básico como abrir el correo, navegar por internet y hacer presentaciones sería suficiente.

Después de leer varias review y mirar tablas comparativas de diferentes marcas y modelos, ya había seleccionado los mejores portátiles candidatos. Entonces le propuse que fuéramos a una tienda, para mirar y tocar los ordenadores y así poder decidir cuál comprar, después de haber comprobado que sensaciones tenía al utilizarlos.

comprar un portátil para poder trabajar en casa

Visitando la tienda, pudimos determinar dos aspectos claves para poder tomar una decisión:

  • El tamaño de la pantalla ideal sería 13″. Perfecto, con esto las opciones se acotan bastante.
  • El peso, cuanto más ligero mejor. Oh oh, esta cualidad por regla general es inversamente proporcional al precio (cuánto más ligero, más caro).

Pero durante nuestra visita sucedió algo muy interesante, cuando me dijo: «por esta sección mejor no voy a mirar», se estaba refiriendo a la sección de la marca Apple, cuyos precios son superiores a la media y se distancian de un presupuesto para un portátil básico.

Mejor con un portátil ¿windows o mac?

Unos días antes, había leído una publicación de Juanmi e Isa sobre productividad en el cual contaban que para ellos fue un acierto cambiarse de windows a mac, debido a que habían perdido mucho tiempo a causa del sistema operativo de Microsoft. A modo de reflexión decían: «si sumamos todo el tiempo perdido y lo multiplicamos por el valor monetario de nuestro tiempo el ahorro no compensa las pérdidas«.

Es preferible ser más productivos dedicando el tiempo a lo importante y no solucionando los problemas imprevistos del ordenador (pantallazos azules, sobrecalentamiento, desfragmentar discos, etc.)

Me sentí identificado con los autores de ese artículo, ya que por experiencia he trabajado con casi todas las versiones de windows (3.11, 95, ME, 2000, XP, Vista, 7 y 10) y sufrí en carne propia todos los males posibles, y casi no tuve contacto con Macintosh.

¿Por qué conformarse con la segunda mejor opción?

Con ese post di el primer paso hacia la decisión de cambiar de windows a mac, pero el segundo paso definitivo fue propiciado, por otro artículo, pero esta vez de Sergio Fernández.

Escribió sobre una conversación que tuvo con un amigo, quien le había dicho que estaba feliz porque iba a comprarse un buen coche. Entonces, Sergio le preguntó si ese coche le hacía ilusión, si era el que verdaderamente deseaba; fue entonces cuando le habló sobre su coche favorito (más abajo dejo el enlace el artículo completo).

Después de leer dicho artículo, tuve la motivación para ir a por la primera opción que le gustaría a mi mujer. ¿Por qué tendría que conformarse con la segunda mejor opción? Cuando lo que realmente deseaba era un portátil mac, así que tomé la decisión de darle una grata sorpresa regalándole el portátil que más deseaba.

windows vs mac

Pero como nunca antes me había fijado en la marca de la manzana mordida, aún me quedaba decidir qué modelo elegir, entre las gamas Macbook, Macbook Air y Macbook Pro; comparando las características principales (duración de la batería, potencia del procesador, capacidad de almacenamiento del disco y tamaño de la memoria RAM). Pero esa historia la dejo para un próximo artículo, detallando sobre el proceso de comparación y selección entre los diferentes modelos, sus prestaciones y características.

Artículo mencionado:
El segundo coche que mas me gusta – Por Sergio Fernández

Fotos:
Computer creado por halayalex
Portátil en la ventana de Daan Stevens